Exageración de las cualidades del producto

Resaltar las características de un producto o servicio siempre ha sido parte de la publicidad. Es la forma en que las marcas tratan de llamar la atención de su público objetivo e incentivarlos a comprar lo que ofrecen.

¿Pero qué pasa cuando se pasa de resaltar a exagerar?

Atribuir cualidades que no son propias del producto o asegurar resultados que no se pueden conseguir, son considerados un engaño para el consumidor al alentar la compra por medio de la mentira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido !!