Imanes y magnetismo terrestre

EL MAGNETISMO

El magnetismo es un fenómeno físico por el que los materiales ejercen fuerzas de atracción o repulsión sobre otros materiales. Hay algunos materiales conocidos que han presentado propiedades magnéticas detectables fácilmente como el níquel, hierro, cobalto y sus aleaciones que comúnmente se llaman

imanes. Sin embargo, todos los materiales son influenciados, de mayor o menor forma, por la presencia de un campo magnético.

Imán

Un imán es un material o sustancia que posee propiedades magnéticas y crea un campo magnético.

Este campo es invisible, pero crea una fuerza que puede “atraer” o “repeler” otros imanes y materiales magnéticos, como hierro, cobalto o níquel.

Polos y partes de un imán

A. Eje magnético: barra de la línea que une los dos polos.

B. Línea neutral: línea de la superficie de la barra que separa las zonas polarizadas.

C. Polos: los dos extremos del imán donde las fuerzas de atracción son más intensas. Estos polos son, el polo norte y el polo sur.

Tipos de imanes

Los imanes permanentes son aquellos que pueden proporcionar un flujo magnético sin necesidad de electricidad, como es el caso de los electroimanes. Están fabricados a partir de materiales ferromagnéticos, que, tras ser imantados, conservan esas propiedades magnéticas por tiempo indeterminado, es decir, hasta que se desimanten.

FORMAS DE MAGNETIZACIÓN

Magnetización por frotamiento

Este método requiere del frotamiento de un extremo del material a magnetizar con el polo de un imán. Debe hacerse en una misma dirección, para que de esta manera el área frotada adquiera la polaridad contraria.

Así se crea un efecto magnético, de tal forma que, en el otro extremo del material, se crea un polo magnético contrario, dando como resultado que la sustancia quede imantada.

Imantación por contacto

En la imantación por contacto, el objeto a magnetizar debe ponerse en contacto directo con el imán, para que adquiera la magnetización de éste. La alineación de los dominios en el objeto a magnetizar se produce como un efecto cascada, llegado del extremo en contacto al otro extremo rápidamente.

Imantación por inducción

Mediante este método, el material a magnetizar se coloca en medio de un campo magnético intenso, como el de un electroimán potente. De esta manera los dominios y sus respectivas magnetizaciones se alinean inmediatamente con el campo externo. Y el resultado es que el material queda magnetizado.

Magnetismo terrestre

El fenómeno del magnetismo terrestre se debe a que toda la Tierra se comporta como un gigantesco imán. Aunque no fue hasta 1600 que se señaló esta similitud, los efectos del magnetismo terrestre se habían utilizado mucho antes en las brújulas primitivas. El nombre dado a los polos de un imán (Norte

y Sur) se debe a esta similitud.

Un hecho a destacar es que los polos magnéticos de la Tierra no coinciden con los polos geográficos de su eje. Las posiciones de los polos magnéticos no son constantes y muestran ligeros cambios de un año para otro, e incluso existe una pequeñísima variación diurna solo detectable con instrumentos especiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido !!