Funciones semánticas del presente simple del indicativo: habitual, histórico, atemporal

El tiempo presente simple del modo indicativo se utiliza para expresar acciones que ocurren en el momento en que se habla.

• Pero, aunque ese es su sentido principal, también puede presentar diferentes situaciones temporales según su uso en el enunciado.

• Por ejemplo, en una biografía, aunque se relatan acciones pasadas, el autor puede narrarlas como si se estuvieran realizando en el mismo tiempo en que se habla.

De esta manera, tenemos los siguientes tiempos presentes:

habitual, histórico, atemporal.

EL PRESENTE HABITUAL

• El presente habitual se refiere a acciones que se realizan de manera cotidiana o con frecuencia. Estos actos pueden llevarse a cabo en el momento de hablar, pero también han ocurrido antes y seguirán ocurriendo después.

Ejemplos de presente simple del indicativo “habitual”:

• Salgo de la escuela a las 2.

• Los sábados visito a mi abuela.

• Por las mañanas tomo jugo de naranja.

• En este cine ponen buenas películas.

• Entre semana me acuesto temprano.

EL PRESENTE HISTÓRICO

El presente histórico (también llamado presente narrativo) es la función que tiene el tiempo presente para hacer referencia a sucesos del pasado.

Ejemplos de presente histórico:

• Constantinopla cae en 1453.

• En el año 800, Carlomagno es coronado.

• El día 15 de abril de 1912 se hunde el Titanic.

• En 1492 Cristobal Colón llega a América

EL PRESENTE ATEMPORAL

El presente atemporal (también conocido como permanente, o gnómico) es un uso tiempo presente para expresar realidades que no están sujetas al paso del tiempo: leyes científicas, refranes, etc.

Ejemplos de Presente Atemporal:

• A toda acción corresponde una reacción.

• Dos y dos son cuatro.

• El elefante tiene colmillos y trompa.

• Árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido !!