Capacidad de los materiales para conducir la corriente eléctrica

¿Qué es la conductividad o conductividad eléctrica?

La conductividad o conductividad eléctrica es la propiedad de todo elemento que tiene la facultad de conducir la electricidad. Esta propiedad física se basa en la capacidad de los elementos de conducir la corriente eléctrica a través de ellos mismos.

Ésta depende de la forma en que esté compuesta una sustancia o material, así como de la estructura molecular del material o de su estructura atómica.

Los elementos se clasifican, según su propiedad de conductividad o resistencia eléctrica en: dieléctricos, semiconductores y superconductores. Asimismo, cuando el cuerpo de un material o de una sustancia es resistente a la conductividad entonces hablamos de conductancia. La Conductancia es la facilidad que presenta un conductor al paso de la corriente eléctrica, o sea la inversa a la resistencia eléctrica, su símbolo es G y su unidad es el Siemens.

Los metales y la conductividad

Teniendo en cuenta lo mencionado con anterioridad, es momento de pasar a por qué se considera a los metales como buenos conductores. Tengamos en cuenta que los metales cuentan con varios millones de átomos. Cada uno posee dos o tres electrones en su órbita externa. Se conocen como electrones de valencia. Los electrones de valencia presentes en los metales se caracterizan en particular por tener una fuerte tendencia a liberarse de electrones para poder lograr una cierta estabilidad en lo que respecta a la configuración de estos. En cambio, en su mayoría, los no metales tienen entre cuatro y ocho electrones de valencia, por lo que no tienen esa tendencia.

Para entender el funcionamiento de los átomos de los metales, podemos decir que estos se unen formando enlaces metálicos. Estos le dan una estructura más estrecha y más estable al metal. Los átomos liberados pasan a formar una especie de nube de electrones. La “nube” conduce la electricidad fácilmente. Por eso, cuando se aplica un campo eléctrico al material, lo que hacen los electrones es empezar a fluir desde una parte del metal a la otra de manera libre. Es mediante este funcionamiento que se garantiza la conductividad de los metales, razón por la cual se dice que son los mejores conductores.

Los conductores en el tiempo

Durante mucho tiempo, se utilizó al cobre como el conductor principal. Las propiedades de alta conductividad eléctrica de este metal son ampliamente conocidas, por lo que este empezó a ser utilizado en todo tipo de cableados y otros sistemas para conductividad eléctrica. Pero, con el paso del tiempo, otros metales fueron también descubriéndose como excelentes conductores. Uno de los más importantes es el aluminio. Se han descubierto diferentes ventajas del aluminio frente al cobre como elemento de conductividad eléctrica, incluyendo su bajo costo, su resistencia, su poco peso y, también, su capacidad para ser un material altamente reciclable y beneficioso para el medio ambiente, lo que lo hace uno de los materiales predilectos de las nuevas tendencias en energía.

Además de lo dicho más arriba, cabe destacar que son muchos los metales, hoy, que presentan buenos niveles de conductividad eléctrica. A continuación, mencionaremos cuáles son los principales:

El cobre

El aluminio

La plata

El oro

El níquel

El hierro

El cromo

El magnesio

El titanio

El mercurio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido !!